Sábado 23 de Marzo de 2019

Ingresar | Registro Socios

CAMARA DE ESTACIONES DE COMBUSTIBLES Y ANEXOS DE ENTRE RÍOS

Ultimas Novedades

Lunes 05 de Febrero de 2018

Últimos aumentos

Resultado de imagen para pozos petroleros

Aranguren objetó la posición de dominante de YPF

El ministro habló del pedido de informe que inició de oficio la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y justificó los aumentos de combustible. Negó que exista una cartelización de las petroleras, pero planteo la necesidad de tener más competencia.


01 FEB 2018 - 00:00

 

El último aumento en los surtidores fue encabezado por Shell que, ante la inmovilidad de YPF, debió dar una marcha atrás parcial.

 

Hace algunos días la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que depende del ministerio de Producción, pidió de oficio a las principales compañías de combustibles que le informen cómo forman los precios en los surtidores. Tanto desde el organismo como desde las empresas buscaron bajarle el tono a la actuación y aseguraron que sólo se busca conocer el funcionamiento de un mercado que comenzó a moverse recientemente en forma liberada.

El ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, se sumó a al discusión por los aumentos de precios en los surtidores y negó que exista una cartelización de las marcas para mover los valores en sintonía y sin sustento.

“Yo estuve del otro lado (en relación a su puesto como CEO de Shell) y pueden creerme o no”, dijo y agregó que “hay una ley de Defensa de la Competencia y hay un organismo que se tiene que encargar de eso”. En una entrevista con Radio Mitre, Aranguren destacó que los aumentos aplicados por las petroleras se ajustaron a los movimientos del mercado.

Explicó que en 2016 la inflación de fue del 36% y los combustibles aumentaron alrededor de un 31% y que el año pasado el aumento de precios trepó al 24,8% mientras que los surtidores treparon un 25,5%. “Los últimos aumentos –desde la liberación del mercado en septiembre– acompañaron la suba del crudo”, completó.

El funcionario explicó que todavía no pudo verse un movimiento a la baja de los valores de las estaciones de servicio porque desde la liberación del mercado la cotización del petróleo inició un camino alcista. Sin embargo proyectó que el precio del barril, que actualmente se acerca a los 70 dólares, se estabilizará alrededor de los 60 dólares.

Aseguró que en caso de que el crudo o el tipo de cambio –dos de los tres componentes del precio de los combustibles, el restante es el valor de los biocombustibles– experimenten una baja, tanto las naftas como el gasoil deberían descender.

De todos modos reconoció que el merado argentino es “corto” por la fuerte porción que concentra YPF. “El quid de la cuestión es lograr más competencia. Y es difícil porque YPF tiene el 58% del mercado, algo que es parte de la herencia de los 90”, dijo Aranguren antes de comentar que él hubiese privatizado YPF en dos mitades para que compita entre sí (ver aparte).

La idea de “mercado de corto” explica el último movimiento en los surtidores. Shell, Oil y Axion aumentaron sus combustibles y ante la quietud de YPF debieron retrotraer los valores. El ministro indicó que cuando la diferencia es grande el competidor absorbe la demanda, algo que podría cambiar con un mercado con más jugadores.

Desde la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia explicaron a “Río Negro Energía” que se trata de un pedido de informes y que podría quedar solamente en esa instancia, sin que necesariamente llegue a una investigación.

“El quid de la cuestión es lograr más competencia. Es difícil porque YPF tiene el 58% del mercado. Es parte de la herencia de los 90”,

expresó el ministro de Energía de la Nación 
Juan José Aranguren.

En números

25,5%

fue el aumento que, según el titular de Energía, tuvieron los combustibles durante el 2017. La inflación fue del 24,8%.

La privatización de la petrolera:

Los dichos del ministro

El ministro Aranguren dejó en claro lo que piensa de la posición que ocupa la petrolera de mayoría estatal en los mercados de los hidrocarburos y combustibles. Para el funcionario la posición dominante de YPF le resta dinamismo al sector. Incluso en el gabinete hay quienes acompañan la idea de una compañía más acotada y compacta.

Sin embargo la novedad llegó esta semana cuando durante una entrevista Aranguren confirmó que en su forma de entender la actividad petrolera para el país, la operadora nacional se privatizó incorrectamente. “El quid de la cuestión (sobre el negocio de los combustibles) es lograr más competencia. Y es difícil porque YPF tiene 58% del mercado, algo que es parte de la herencia que recibimos de los 90’. Si hubiese sido por mí hubiera privatizado YPF en dos partes, una con la refinería de La Plata y otra con la Luján de Cuyo, como si hizo con Entel, y luego lograr que compitan entre ellas después de 5 años de no competencia”, explicó.

La referencia no debe haber caído de la mejor forma en la conducción de la petrolera, que defiende su posición dominante en los mercados.

FUENTES: recopilación de medios por Agencia Textual

volver..